Llevar un estilo de vida saludable no abarca solamente llevar una dieta equilibrada. El cuidado en la piel también involucra una adopción de productos que no perjudiquen la salud. Por esta razón, la cosmética natural lleva algunos años tratando de incorporarse al nivel de las marcas comerciales. Esto con el objetivo de ser una opción que no dañe al organismo. Dicha alternativa surge por ciertos artículos que contienen altas sustancias químicas que provocan alergias al absorberse en el cuerpo.

Ahora, ¿a qué nos referimos por productos cosméticos naturales u orgánicos? Básicamente, a todos aquellos maquillajes o fijadores hechos con ingredientes vegetales. Estos tienen el único fin de aportarnos los beneficios de la naturaleza. Sin embargo, también deben cumplir con algunos requisitos y deben estar certificados para garantizar su seguridad. En definitiva, tienen que proceder de plantas, no deben portar sustancias artificiales y no tienen que ser testados en animales.

¿Te gustaría ampliar tus conocimientos en el cuidado de la piel y tratamientos corporales? Consulta nuestro Máster en Cosmética y Dermofarmacia. Y sigue leyendo, te contamos los beneficios de usar artículos naturales.

5 beneficios de la cosmética natural

El uso de ingredientes naturales hace que los productos sean aptos para cualquier tipo de cabello o piel. Además de cuidar y regenerar, un producto natural aporta varios beneficios, estos son:

Protege al medio ambiente

La fabricación de la cosmética natural no genera desechos químicos que afecten a la naturaleza. Esto es así, porque no utiliza productos derivados del petróleo y en principio usa materiales reciclados.

Tiene efectos duraderos

No es lo mismo usar un aceite mineral derivado del petróleo que uno de almendras que tiene principios activos. Cuando aplicas un producto lleno de principios activos, la piel reaccionará mucho mejor.  Esto pasa porque todos los principios realizan la función específica por la cual se han formulado. Así que, los resultados serán mucho más rápidos y eficaces.

No produce problemas secundarios

Muchos productos de la cosmética convencional resuelven el problema con ingredientes químicos. Pero estos tienen efectos secundarios tales como alergias, enrojecimiento e irritación.

No obstruye los poros de la piel

Al usar productos naturales la piel los tolera mejor, esto provoca que absorba todo. Además, la cosmética ecológica, no obstruye los poros  y hace que la piel esté más permeable y activa.

Es libre de conservantes

Ya sabrás que lo natural esta libre de conservantes y aromas sintéticos. A su vez, no utiliza aditivos artificiales y es 100% libre de tóxicos.

Un cosmético natural es lo más similar al  manto lipídico de la piel. No hay nada mejor que lo natural para cuidarte.