Las gotas homeopáticas son un tipo de medicamentos ingeridos por vía oral que tienen como objetivo proteger nuestro organismo. Esta terapia, basada en el empleo de medicamentos elaborados con ingredientes naturales, trata de promover un estado de mayor bienestar. En este blog explicaremos para qué sirven y cómo tomarlas correctamente. ¡No te lo pierdas! Además, si quieres especializarte en este ámbito sanitario, te recomendamos nuestro Máster en Homeopatía, Fitoterapia y Nutrición.

¿Qué son las gotas homeopáticas?

Las gotas homeopáticas son un tratamiento que aprovecha los principios activos que existen en las plantas y está basado en ingredientes de origen natural. La función principal de este medicamento homeopático consiste en reforzar el organismo y protegerlo de agresiones externas. Por lo tanto, se considera como un método más globalizado y preventivo, no tanto como un tratamiento médico.

Es una terapia cada vez más popular que se utiliza en el caso de dolencias menores. Por ejemplo, dolores de cabeza, insomnio, fatiga, etc. Su uso puede ser tanto como tratamiento único como complementario con fármacos convencionales.

La homeopatía es un método terapéutico que surge de la mezcla de diferentes propiedades activas con agua o alcohol. Para elaborar el medicamento homeopático se siguen dos procesos determinado:

Dilución

Es la desconcentración progresiva de la sustancia mediante su disolución en agua o alcohol. Su consumo es apto hasta que la sustancia sea imperceptible, es decir, completamente diluida.

Dinamización

Este proceso se debe realizar después de cada desconcentración. Para ello, habrá que agitar fuertemente la disolución hasta conseguir el producto deseado.

¿Para qué sirven?

Esta terapia natural se emplea para prevenir enfermedades o para educir las sintomatologías leves. A continuación, se muestran algunos de sus usos y utilidades:

  • Previene y trata enfermedades comunes: resfriados, migrañas, tos, diarreas…
  • Alivia los síntomas leves de enfermedades crónicas: asma, ansiedad, alergias, dermatitis…
  • Reduce síntomas de otras enfermedades: náuseas, estreñimiento, estrés…

¿Cómo tomar gotas homeopáticas?

Las gotas homeopáticas son ingeridas por vía oral, por lo que su toma, brinda una mayor facilidad ya que se pueden diluir en agua o algún líquido. Se presentan normalmente en frascos cuentagotas de 15c.c, 30c.c o 100c.c. de capacidad.

Estos medicamentos se deben tomar siempre en ayunas o fuera de las comidas. Se recomienda unos quince o treinta minutos antes de comer. O bien, dos horas después de haber comido.

Y lo ideal sería tomar entre 20 o 30 gotas en un vaso de agua o bien en la boca directamente. Para favorecer su absorción, se aconseja mantener el líquido durante 30 segundos en la boca antes de tragar. Generalmente, este proceso se realiza 2 o 3 veces diarias.

Otras maneras de tomar medicamentos homeopáticos

Los medicamentos homeopáticos pueden tomarse con gotas, pero también existen otras formas, por ejemplo:

Comprimidos

Los comprimidos se chupan y se deshacen dentro de la boca. Su toma también debe ser en ayuna. Y dependiendo de la enfermedad, se toman 1 o 2 comprimidos, 3 veces al día.

Polvos

Los polvos homeopáticos se presentan normalmente en frascos de 50g. Pueden tomarse directamente, con la cantidad correspondiente, en la boca y disolverlo con la saliva, o bien, con un poco de agua. Se aconseja también mantenerlo unos 30 segundos en la boca antes de tragar y tomarlo en ayunas.