En un laboratorio hay muchas herramientas, especializadas para cada tipo de trabajo o tarea. Sin embargo, hay algunos instrumentos del laboratorio que son imprescindibles. ¿Te apasionan la ciencia y la investigación? No te pierdas nuestro Máster experto en Laboratorio Clínico.

Instrumentos del laboratorio

Si quieres dedicarte al mundo de la ciencia y el laboratorio, es imprescindible que conozcas los instrumentos de laboratorio. Veamos a continuación qué es qué y para qué sirve cada uno.

  • Pipeta:

la pareja inseparable del pipeteador. Estas dos herramientas de laboratorio se utilizan para trasvasar líquidos de un sitio a otro. Además, gracias a la pipeta, un tubo de vidrio o plástico graduado con una de sus puntas en forma de cono, podemos medir volúmenes y porciones de líquidos.

  • Matraz de Erlenmeyer:

Frasco de cristal con forma de cono, base plana y cuello alto, recto y estrecho. Este es otro de los instrumentos de laboratorio imprescindibles. Se utiliza principalmente para calentar líquidos y para depositar, mezclar y hacer reaccionar diferentes líquidos.  Su función es parecida al vaso de precipitado.

  • Tubo de ensayo:

Uno probablemente uno de los instrumentos del laboratorio más conocidos es el tubo de ensayo. Este objeto cilíndrico, alargado y hueco, abierto por uno de los extremos, sirve para depositar muestras de líquido para realizar pruebas y análisis clínicos.

  • Gradilla:

En ella se colocan los tubos de ensayo de manera ordenada y accesible.

  • Probeta:

Recipiente graduado que es utilizado para la medición del volumen de líquidos. Su forma es cilíndrica y está graduado.

  • Cristalizador y refrigerante:

Otros instrumentos del laboratorio que no podíamos pasar por alto son el cristalizador y el refrigerante. Gracias al primero, los científicos y auxiliares de laboratorio pueden evaporar líquidos para convertirlos en cristales. En cambio, con el refrigerante se hacen destilaciones.

  • Vaso de precipitado:

Recipiente de vidrio muy utilizado en laboratorios. El vaso de precipitado es utilizado para preparar, medir, traspasar, calentar o preparar sustancias.