¿Te interesa saber más sobre el la Naturopatía y sus diferentes modalidades? El Reiki es una práctica espiritual japonesa que asegura el alivio de muchas enfermedades transmitiendo energía a través de las manos. A continuación te explicamos con más profundidad en qué se basa esta técnica. Además recuerda que puedes formarte profesionalmente con nuestro Máster en Neuropatía.

Conoce la relación entre en Reiki y la Naturopatía:

Como bien sabemos, la Naturopatía es la ciencia que estudia las propiedades y las aplicaciones de elementos naturales para recuperar o mantener nuestra salud.

La Naturopatía defiende que la fuerza que nos da la vida, también es la que nos proporciona la salud, por lo que todos poseemos capacidades de autocuración.

El Reiki es una técnica de canalización y transmisión de energía vital a través de la imposición de manos, que se utiliza para obtener paz y equilibrio en todos los niveles.

Ésta se basa en conseguir la estabilidad entre la energía universal (el Rei) y la vital (el Ki) en cada uno de nosotros desbloqueando esa energía estancada que nos genera y provoca dolor.

De modo que el Reiki equilibra, restaura y favorece la capacidad del cuerpo para sanarse así mismo, armonizando tanto el cuerpo como la mente.

A nivel psicológico, el Reiki sumerge a quien lo recibe en un profundo estado de relajación y paz, muy beneficioso en casos de depresión, estrés, ansiedad o dolores menstruales. A su vez, permite liberar los procesos mentales que nos mantienen atados a nuestros problemas diarios y que nos generan problemas como el insomnio.

A nivel físico el Reiki calma el dolor, refuerza el sistema inmunológico, aumentar el nivel energético, proporcionando vitalidad física y anímica al mismo tiempo que mejora los dolores provocados por el embarazo y el post parto.

¿Cómo es una sesión de Reiki?

Una sesión de Reiki dura aproximadamente entre 40 o 50 minutos en los que el paciente normalmente se acuesta en una mesa de masaje, primero boca arriba y posteriormente boca abajo. A continuación, el practicante coloca sus manos sobre el cuerpo del paciente (sin necesidad de tocarlo) en varias posiciones, comenzando por la nuca.

Al tratarse de terapias alternativas el ambiente, la calma, la música o incluso el aroma de la sala tendrán un efecto directo sobre el paciente.

No es de extrañar que al recibir una sesión de Reiki se sientan ciertas emociones o sensaciones corporales, como por ejemplo cosquilleo, llanto repentino o risa causadas por la movilización de las energías que estaban estancadas en nuestro cuerpo.

¿Te atreves a probarlo?