Hoy en día, con los rebrotes de coronavirus que todavía están surgiendo en distintos puntos del país, el uso de la mascarilla es clave para evitar los contagios y así se ha demostrado científicamente. Después de ver la importancia que ha cobrado las mascarillas en nuestro día a día, queremos explicar los diferentes tipos y cuáles son mejores para según nuestras características. Si quieres formarte en el ámbito de la sanidad, no te pierdas nuestro curso de Técnico Auxiliar de Farmacia + Máster en Elaboración de Fórmulas Magistrales

Tipos de mascarilla

Según el tipo de actividad que queramos realizar o según las horas que necesitemos llevar puesta la mascarilla, existen diferentes tipos. Las dos más comunes y más conocidas son, por un lado, las quirúrgicas. Son las típicas mascarillas desechables que lleva la mayoría de la gente. Por otro lado, existen las mascarillas filtrantes, las cuales son más eficientes y cada vez más utilizadas debido a su alto nivel de eficacia. Vamos a ver los distintos tipos uno por uno.

  • Mascarillas quirúrgicas. Son la más simples y comunes. Su uso no debe superar las cuatro horas y su uso principal es evitar el contacto de las salpicaduras de fluidos, ya sea hablando o en las cirugías. Debemos tener muy en cuenta que con estas mascarillas estamos protegiendo más a los otros que a nosotros mismos. Están poniendo a salvo a las personas de posibles estornudos o fluidos que puedan salir de nuestra boca.
  • Mascarillas filtrantes. Estas seguramente son las más fiables en cuanto a la persona que las lleva. Estas mascarillas protegen a la persona de inhalar partículas contaminantes, como el propio virus que está presente en nuestras vidas. Las más famosas son las FFP1 y la FFP2.
  • Mascarilla deportiva. Tristemente, con la mayoría de las mascarillas te quedas ahogado por el aire a la hora de hacer deporte. La marca Reebok ha sacado unas mascarillas que soportan todo el sudor mientras dejan que los pulmones respiren.
  • Mascarilla total. El objetivo de esta mascarilla es resolver los problemas que da la mascarilla común. Estamos hablando de la falta de comunicación y la facilidad de infección que tienen las comunes. Con esta mascarilla esto no pasa, ya que se desinfecta sola a diario.

¿Cómo debemos usar todos los tipos de mascarilla?

Para que las mascarillas tengan su total eficacia es muy importante colocarlas de forma correcta. Vamos a ver los pasos que se deben seguir antes y después de colocarse la mascarilla.

  • Lavarse las manos con agua y jabón o con gel hidroalcohólico antes de coger la mascarilla.
  • Identificar la parte superior de la mascarilla, normalmente dispone de una pinza nasal.
  • Poner la parte superior a la altura de la nariz y ajustarla con la pinza.
  • Poner las gomas detrás de las orejas mientras sostenemos la mascarilla des del exterior.
  • Verificar que la mascarilla cubra tanto la nariz como la barbilla.
  • Ajustar la pinza nasal a la nariz con ambas manos.
  • Una vez colocada la mascarilla, no debemos tocarla con las manos. Si necesitas tocarla, debes lavarte primero las manos debidamente.