Las plantas medicinales se utilizan desde la Antigüedad para aliviar el malestar o los síntomas de algunas enfermedades. Se trata de uno de los remedios caseros más recurrentes a la hora de tratar diferentes dolencias. Su consumo incluye distintas propiedades: diuréticas, antiinflamatorias, astringentes, laxantes o estimulantes. Por ello, pueden calmar inflamaciones internas y externas, eliminar toxinas o, incluso, pueden ayudar a combatir estados como la fatiga.

¿Quieres saber más sobre los beneficios de la fitoterapia  para la salud? ¡Sigue leyendo! Y, si te interesa la medicina alternativa y buscas formarte como profesional, puedes consultar nuestra oferta formativa de Máster en Homeopatía, Fitoterapia y Nutrición 

5 plantas medicinales para aliviar dolencias

Estas son algunas de las hierbas más utilizadas para calmar o tratar diferentes malestares:

La manzanilla

Es el remedio de medicina alternativa que utilizamos por naturaleza cuando tenemos problemas digestivos. Además, es muy eficaz para tratar la acidez de estómago. Sus beneficios se encuentran tanto en las hojas como en las flores y, más allá de tratar el malestar digestivo y la diarrea, también contiene propiedades calmantes y antiespasmos.

El diente de león

Sus múltiples propiedades curativas mejoran el funcionamiento del riñón, el hígado y la vesícula biliar. Su efecto diurético evita la aparición de piedras o arenilla en dichos órganos y facilita la eliminación de toxinas. Asimismo, el diente de león es muy eficaz para controlar el estreñimiento y depurar el organismo.

La cola de caballo

Esta planta es especialmente conocida como remedio que actúa contra la cistitis u otras infecciones urinarias. También tiene efectos positivos sobre la piel y las uñas, gracias a su efecto regenerador. Es rica en silicio y contribuye a la depuración del cuerpo. Además, sus propiedades astringentes son aliadas para controlar las hemorragias.

El tomillo

Sus propiedades antisépticas lo convierten en una de las hierbas más efectivas para tratar afecciones pulmonares. Su efecto espasmolítico calma la tos ferina, el efisema o la tos espasmódica y, además, disminuye  la congestión nasal.

El ginseng

Esta es una de las plantas que mantiene el equilibrio entre el «yin y el yang» del organismo. Por lo que se convierte en un remedio muy efectivo para controlar estados de excitación y equilibrar la energía del cuerpo, tanto en casos de depresión o agotamiento, como en situaciones de estrés o ansiedad.

¿Cómo utilizar las hierbas como terapia alternativa?

Según la Sociedad Española de Fitoterapia (SEFIT), las hierbas medicinales se utilizan para tratar infecciones del aparato locomotor, urinarias, digestivas, dermatológicas, respiratorias, circulatorias y del sistema nervioso.

El consumo de estas sustancias vegetales dependerá de la dolencia o molestia que queramos tratar, pero principalmente se pueden tomar de 3 formas:

  • A través de una infusión.
  • Mediante cataplasmas o compresas.
  • Con la ingesta de cápsulas de venta en parafarmacias y herbolarios.