La suplementación deportiva es la ingesta de alimentos concentrados que se toma por vía oral. Tiene como objetivo servir de suplemento a la dieta habitual. Se manipula el estado original del alimento, manteniendo los nutrientes más importantes y eliminando los menos saludables, como grasas o azúcares. Especialmente se relaciona dentro del mundo del deporte ya que son de gran ayuda para potenciar las capacidades físicas. Si quieres averiguar qué efectos tiene sobre la salud y cuáles son los suplementos más conocidos, ¡sigue leyendo! Además, puedes formarte con nuestro Máster en Suplementación Deportiva y convertirte en un experto en el ámbito sanitario.

¿Qué es la suplementación deportiva?

La suplementación deportiva está constituida a partir de un concentrado de sustancias válidas, como nutrientes, vitaminas y minerales. También contiene sustancias beneficiosas para la salud con efectos fisiológicos positivos. Uno de sus objetivos es incrementar la ingesta dietética total, complementarla o suplir algún componente dietético de nuestra alimentación habitual.

Estos suplementos están muy presentes en gimnasios, centros deportivos o competiciones. Su consumo debe ser un complemento alimenticio, sin olvidar llevar una alimentación saludable y suficiente que cubra las necesidades de cada persona.

Deportistas y atletas que practican deportes de alta intensidad, resistencia y larga duración, tienen una exigencia física más alta. Por eso, en este caso, se considera imprescindible tomar bebida isotónica para hidratarse. La bebida deportiva aporta energía en forma de hidratos de carbono y repone minerales como el sodio, que se pierden con el sudor.

Efectos sobre la salud

Los suplementos alimentarios pueden usarse para cualquier persona. No obstante, como se ha comentado anteriormente, hay que tener en cuenta que no deben sustituir alimentos convencionales ni dietes sanas y equilibradas. Su función es complementar y mejorar la alimentación habitual. La mayoría son totalmente naturales y por lo tanto beneficiosos para el organismo.

Para obtener buenos resultados deportivos se debe realizar un entrenamiento de calidad, junto con una dieta deportiva y una cantidad de consumo controlada y adecuada, y un descanso suficiente. De esta manera, se podrá ganar masa muscular, aumentar la fuerza, resistencia o velocidad, mejorar el rendimiento, entrenar con más intensidad y recuperar antes.

Por lo tanto, la decisión de acudir a la suplementación dependerá del tipo de ejercicio físico o deporte que se practique.

Principales suplementos deportivos

Existe una gran variedad de suplementos y cada uno proporciona unos objetivos muy específicos. Por tanto, para escoger el más apropiado se recomienda la ayuda de un especialista. A continuación, se muestran los dos más reconocidos en la actualidad:

BCAA

Esta suplementación está formada por tres aminoácidos esenciales, leucina, valina e isoleucina. Ayuda a reducir el daño que sufren las fibras musculares en ejercicios intensos. También disminuye la fatiga y favorece la recuperación. Debe consumirse 15 o 30 minutos antes del entrenamiento y 45 minutos posteriores a la actividad física. Con una dosis de 10 a 15 gramos al día.

Creatina

Este compuesto contiene efectos beneficiosos en deportes de fuerza y velocidad. Con ejercicios de alta intensidad, explosividad y corta duración. Tiene como objetivo aumentar la masa muscular y trabajar la fuerza. Asimismo, ayuda al crecimiento, mantenimiento y recuperación muscular. Debe tomarse entre 15 o 30 minutos antes del entrenamiento y 45 minutos después. Su dosis es de 2 a 5 gramos al día.